Regla de 3 veces para ordenar

“Vamos a guardar por si acaso…”

Es una de las frases más usadas entre nosotros.

“Tengo muchas cosas”

También es una frase que solemos escuchar.

En breve, dado que hay demasiadas cosas alrededor de nosotros, es importante quitarlas. La razón principal para mí (y para la mayoría de nosotros) es simplificar la vida con el fin de encontrar lo que realmente te importa. Por eso, quisiera presentar “regla de 3 veces” que aprendí a través de libros, otras personas y mis propia experiencia.

¿Por qué es problemático guardar muchas cosas?

Mientras más cosas tienes, más difícil de encontrar lo que necesitas. Dicho de otro modo, si tienes las mínimas cosas posibles, esto te ayudaría a encontrarlo fácilmente, con lo cual puedes ahorrar tiempo.

La frase más típica “Vamos a guardar por si acaso” no es necesariamente cierto pues es bastante raro encontrar este “caso”.

El espacio es limitado en general (a menos que tengas una casa gigante y siempre te quedarás ahí)

Por supuesto, hay ciertas cosas relacionadas con tu acuerdo, pero si no usas, puedes sacarle una foto en vez de tenerlo en físicamente.

¿Qué hay que hacer?

En pocas palabras, hay que dejar las cosas.

¿Quién debe hacer?

Hay solo una persona que puede y debe hacerlo. Eres tú, no otras personas.

¿Cómo hacerlo?

Aquí quisiera recomendar la “regla de 3 veces”, que es muy simple: si no tienes necesidad fuerte para usarlo por lo menos 3 veces al año, probablemente puedes quitarlo. Puedes tener algunas excepciones, pero mientras menos excepción hay, es mejor para organizar tu espacio (por lo tanto tu vida!)

¿Qué? ¿Cada año? → “¡Sí!”

¿Pero qué pasa si voy a necesitar algo que había botado? → “Tu puedes conseguirlo de nuevo, pero es muy raro que esto pase, pues no lo usabas porque no lo necesitabas.

Entonces voila! Es la regla que aplico a mi vida cotidiana, y funciona muy bien, e incluso cambió mi vida para encontrar lo que necesitaba.

Algunas excepciones

Hay alguna excepción tal como requerimiento de aguardar cosas en el trabajo. Por ejemplo, hace 2 meses, se me olvidó mi disco duro en un restaurante, y no lo necesitaba hasta la semana pasada. Por mi sorpresa, el restaurante lo aguardaba por 2 meses.

Además, los donantes de mis proyectos del trabajo nos requieren aguardar documentos por 5 años (aunque no hay necesidad de usarlo en general).

Es por eso que algunas excepciones pueden permitirse, pero insisto que quitar cosas que no necesitamos nos puede hacer feliz.

Mi experiencia

La idea principal es quitar lo más posible para encontrar prioridad. Sin embargo, yo era muy desorganizado hasta hace 10 años atrás. Lo que me cambió fue mi experiencia de mudanza (me mudé 9 veces en los últimos 10 años), trabajo de chef, performer, profesor y gerente de proyectos. Quizás voy a escribir el detalle al respecto en el futuro.

El aprendizaje de esta vez 

Es mejor quitar las cosas cuanto sea posible para simplificar la vida y encontrar la prioridad, y la regla de 3 veces puede ayudarnos a hacerlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *