5 factores para moverte rápidamente

move_blog

Ha pasado mucho tiempo después de publicar la entrada anterior, y en un poco menos de un mes, me he mudado mucho:

  • Volar desde Chile para Japón (total 40 horas, incluyendo 8 horas de espera en Canadá)
  • Viajar al oeste y el norte de Japón (total 4 días, incluyendo el tren bala “Shinkansen”)
  • Volar desde Japón para Mongolia (total 15 horas, incluyendo 9 horas de espera en Corea del Sur)
  • Mudarme al nuevo apartamento una semana después de la llegada de Mongolia (4 minutos en auto)

De mi experiencia de mudanza, ya sea cambiar el lugar de vivir o viajar, me di cuenta de que hay 5 cosas importantes en cuanto a movimiento grande y rápido:

(1). Razón para mover
Ya sea positiva o negativa, hay razón por la que te mueves.

(2). Cuerpo sano para mover
Si estás enfermo, no puedes ni pensar en mover.

(3). Ambiente para moverte
Ambiente o seguridad para poder mover es importante.

(4). Recurso o herramienta para mover
Por lo menos necesitas un poco de dinero o herramienta que te permita mover. Por ejemplo, cuando tenía muchas horas de espera en Canadá y Corea del Sur, en ambos casos, necesitaba cambiar dinero y dejar mi mochila grande en el locker. Por lo tanto, no pude salir del aeropuerto de Canadá debido a la falta de dinero y locker, mientras sí pude salir en Corea del Sur, pues tenía algún dinero y pude dejar mi mochila en el locker para salir a fuera.
IMG_6809
(Foto: Suwon, Corea del Sur)

(5). Ganas de mover
A pesar de todo, sin tus ganas de moverte, no lo vas a hacer.

En conclusión, necesitas ganas de moverte, pero también otros factores son importantes. Especialmente, me gustaría hacer hincapié en el (2), ya que tendemos a olvidar sobre el mismo, a menos que lo perdamos (tener enfermedad o algo así). Teniéndolo en cuenta, estoy muy agradecido a mis padres por haberme llevado a este mundo y criado.

Cuando pienso en el agradecimiento para cualquier cosa, me recuerda una canción llamada “mis ojos” de Maná, una banda de rock mexicana. Su mensaje principal es agradecer por tener los ojos para ver, las piernas para recorrer el mundo, etc.
Aunque esta canción da gracias a Dios y se trata de amor, me gusta mucho, porque su español es muy claro (recomendado para aprendiz de español), la música es lenta pero igual emocionante, y lo más importante, me recuerda del pleno agradecimiento.

Han pasado 10 días desde que llegué a Mongolia, y es bien interesante. Pero antes de llegar a ese tema, en mi próxima entrada, me gustaría compartir alguna información del pase del tren japonés, así como las fotos de los lugares emocionantes, pues este movimiento era igual muy memorable. .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *