Kenia 5 ー Cómo tomar una decisión difícil de vida

English, Español, Français, 日本語

¿Cuándo fue la última vez que tomaste una decisión difícil? No estoy hablando de decidir qué ropa ponerte o qué comer hoy, sino la que podría cambiar tu vida.

Recientemente tuve una oportunidad. La parte difícil fue que tenía más de una opción, cada una de las cuales era totalmente diferente. Era como comparar mango, piña y plátano, y elegir solo uno (los amo a todos).

Creo que todos tienen que tomar una decisión difícil en la vida varias veces, así que compartiré algunas lecciones y recomendaciones, esperando que esto sea útil para otros. En pocas palabras, eres solo tú quién tiene la última palabra, pero hay varios factores y procesos diferentes que pueden facilitar la toma de decisiones.

¿Qué es la toma de decisiones?

La toma de decisiones es elegir algo entre algunas opciones dentro de un plazo (incluyendo no hacer nada), y mientras más opciones tengas, más energía usarás para elegir la mejor (o varias si es posible). ¿Cuántas decisiones tomamos usualmente?

De hecho, tomamos tantas decisiones diariamente (qué / qué no hacer, comer, usar, decir, cocinar, cuál camino tomar, agregar “me gusta” en Facebook o ignorar, lo que creemos, con quién pasar el tiempo, etc.). Con la llegada de más información, enfrentamos más opciones. Según la investigación, los adultos toman alrededor de 35,000 decisiones cada día (a diferencia de las 3,000 que toma un niño). Este dato parece ser demasiado (incluso solo con comida, tomamos 226.7 decisiones cada día según la Universidad de Cornell).

Dicho esto, el enfoque de hoy es la decisión que podría cambiar nuestras vidas drásticamente, lo que no sucede con frecuencia. Déjame enfocarme en ese punto de mi experiencia.

Mi experiencia

Mis opciones eran tomar una decisión de trabajo de otro tipo en diferentes países para la misma organización con la que trabajo y para una organización diferente.

Opción 1 Opción 2 Opción 3
Tipo de trabajo Autonomía/generalista en un país pequeño Un soldado/ especialista en un país difícil Un soldado/ especialista en un grupo gigante pero en el área de mi pasión
Tipo de contrato Temporal Fijo Fijo
Tiempo La oferta ya llegó hace tiempo por lo que tengo que tomar decisión pronto La oferta está a punto de venir seleccionado para entrevista

Consultación (diálogo entre tú y otros)

Tenía 4 opciones: elegir cualquiera de las 3 (y rechazar el resto) o no elegir ninguna. El último no estaba en mi mente, por lo que quería elegir 1 de las 3.

Permítanme compartir lo que hice, esperando que esto se pueda aplicar a otros procesos difíciles de toma de decisiones.

Esto puede ser un proceso continuo. Comencé a consultar con personas que pensé que podrían ser adecuadas para preguntar, en función de su experiencia, creencia y la distancia personal (por ejemplo, no puedo comunicarme con Tony Robbins, aunque podría darme un gran consejo). No importa cuán útil sea la consulta para organizar su pensamiento, sin embargo, no puedes depender demasiado de otras personas. Lo importante para una consulta efectiva es que expliques tus elecciones y cuáles son tus valores, y preparrte para las preguntas).

Al menos consulté a 10 personas, y todos me dieron grandes ideas y consejos. Pero, de nuevo, eres tú quien toma la decisión final, y nadie sabe lo que sucederá. Una persona que consulté me dijo algo impactante:

“Puedes ver cómo se ve el otro lado del río, pero nunca sabes lo que es hasta que lo cruzas”

Fuente externa (información de otros)

Además de hablar con personas reales, también puedes revisar las fuentes existentes, como videos, presentaciones, libros, etc.

Por ejemplo, la charla TED de abajo  “Cómo tomar decisiones difíciles” fue útil (que me recomendaron durante una consulta). Esto destaca que es una buena oportunidad para conocerte a ti mismo a través del proceso difícil.

Otra buena fuente es un libro. Como escribí en la entrada anterior (15 lecciones aprendidas al leer El alquimista en portugués), durante este período de toma de decisiones, tuve la oportunidad de leer El alquimista en portugués (idioma original). Además de aprender muchas lecciones de vida del libro, leer en otro idioma es efectivo para la toma de decisiones, porque diferentes idiomas se relacionan con una visión diferente en tu cerebro, lo que facilita el acceso a la mente inconscientemente (cuando hablas diferentes idiomas, tu personalidad cambia, pero ambas son partes de ti mismo).

Hoja de puntuación de los valores centrales (haces criterios)

Aunque lo pongo al final de esta entrada, fue el proceso más importante, porque nadie más que tú puede / debe tomar una decisión importante (¡vale la pena repetirlo!). Otras fuentes (consulta y recursos externos) simplemente complementarán tus pensamientos y valor. Tienes dos pliegues de significado: (1) recopilación de datos y (2) darte cuenta de tu valor.

Finalmente, yo hice una hoja de puntuación del valor central, lo cual funciona de la siguiente manera:

Pon las opciones que tienes en las columnas y 10 valores centrales en las filas, luego califica (1-10) para cada opción, que cuantifica el valor total. No es científico en absoluto, y el peso de un valor debe diferir de los otros (por ejemplo, para mí, los aspectos de la historia y el aprendizaje son mucho más importantes, por lo que los puse al principio en caso de que diferentes opciones tengan una puntuación similar)

Valor central  Opción 1 (M) Opción 2 (S) Opción 3 (N)
 1. Historia 8 7 5
 2. Aprendizaje 8 7 7
 3. Contenido para mi carrera 7 7 8
 4. Autonomía 8 6 6
 5. Creatividad 7 6 6
 6. Ambiente (incluyendo supervisor) 7 5 6
 7. Vida 6 5 7
 8. Condición/seguridad del trabajo 6 7 8
 9. Relación con EdD (Estudio doctprado) 5 6 7
 10. Debe ser ahora 8 6 6
Total 70 62 66

Después de hacer todo lo posible para la recopilación de datos (consulta, revisión de recursos, lectura) y preguntarte profundamente en un tiempo limitado, simplemente escucha tu intuición y toma una decisión. Puedes ir y volver entre los procesos (por ejemplo, hoja de valor central → consulta → Valor central → Recursos externos).

Lo más importante es cruzar el río, de lo contrario nunca lo verías. Si el otro lado no es muy positivo, ese sería otro aprendizaje e historia que contar.

¿Qué hay de mi decisión?

Al final, elegí la opción 1, y estoy muy agradecido de tener personas con las que podía consultar y recursos externos ricos a los que podía acceder. La razón por la que puse “Kenia” en este título de entrada es que, debido a esta decisión, tuve que dejar este país que realmente me gustó. Veamos el otro lado del río entonces.

Aprendizaje de esta vez

La vida está llena de opciones, incluidas las difíciles, que pueden tomarse en base a consultas, fuentes externas y, lo que es más importante, reflejar tus valores fundamentales.

Gracias por leer este artículo. Si te gusta, no olvides de suscribirte por favor. Si tienes algún comentario o pregunta, no dudes en escribirme, ¡Que tengas un buen aprendizaje!

—————————-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.