Aquellos que trabajan eficientemente

Aquellos que trabajan eficientemente saben qué hacer y qué no hacer.

Primero, respecto a qué hacer, tenemos muchas opciones en la vida cotidiana.
Aunque a veces es entretenido tomar decisión, ¿A menudo no sientes que “Ojala que no haya muchas decisiones que tomar”? Yo, sí.

Por ejemplo: la escuela secundaria que donde estudié no tenía uniforme, por lo que tenía que elegir ropas todos los días; en mi trabajo, hay varias tareas pequeñas que me hacen elegir qué hacer primero, aunque el orden por lo general no importa y; qué te parece la tienda de helado que tiene muchos?

Me encontré con un blog interesante: “No lo hagas ahora, haz ahora MISMO” escrito por Ari Meisel, quien señala la importancia de ser más productivo.

Básicamente, su punto es que las decisiones que tomamos en la vida cotidiana nos cansa mucho y pérdida de tiempo, por lo que la energía debe usarse para algo muy importante. Así que es necesario hacer un ambiente a propósito en que uno no tiene que tomar muchas decisiones. En otras palabras, hacer algo con la rutina, puedes hacer algo importante conscientemente.

La clave es cómo ponerte en la dicha situación. Ari dice que lo importante es proceso, herramienta y manera, de manera que vamos a saber qué activar sin tomar decisión. Por ejemplo, él introduce app de banco que permita depositar cheches desde cualquiera parte. O, dice que decidir anteriormente la marca favorita de cereal o pasta de dientes, uno no tiene que usar su energía que se puede usar algo más importante. Sobre todo, creo que eso depende del estilo de vida, disciplina y creatividad.

Esto me recuerda de mi experiencia de cocinero en el que aprendí cómo trabajar eficientemente. Mi eje me decía que: Escucha, el mejor chef no solo cocina bien sino que también lava apenas cocine. Gracias a él, ahora sin pensar, lavo mis ollas y herramientas de cocina aun antes de comer. También, desde este experiencia, empecé a poner mis ropas deportivos a lado de la cama, para que pueda ir a correr todos los días Creo que puedo crear más ambientes y rutinas para usar el tiempo y energía más efectivamente.

También, saber “qué no hacer” es igual importante.

En este caso, quiero recomendar un libro que se llama
“El poder de menos” escrito por Leo Babauta.
Gracias a este libro que se enfoca en las cosas más importantes y sencilla en la vida, empecé a dejar de chequear Facebook y e-mail tan frecuentemente como antes.

Aquellos que trabajan productivamente saben qué hacer y qué no hacer. Mi próxima meta es limitar chequea del correo a 3 veces (qué no hacer) y tratar de crear mi rutina de responder apenas vea correo (qué hacer)

¿Qué tipo de rutina quieres crear para productividad?
Link relacionado:
Don’t do it now, do it right now
The power of less

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.